domingo, 5 de abril de 2009

CÒMO ROMPER AYUNO

Rompiendo el Ayuno


Romper un ayuno es difícil. Descubrirás que romper el ayuno es más difícil que ayunar. Un sistema digestivo en reposo es sensible, y aunque podrías querer probar cada comida en el planeta, no puedes porque tu sistema necesita tiempo para volver acelerar. Mientras más largo el ayuno, más tiempo se necesita para romperlo correctamente. El ayuno de agua es el que requiere más tiempo para romperse.
Si eres un comedor compulsivo, romper un ayuno puede ser sumamente difícil para ti. Durante el ayuno, eres libre de la esclavitud a la comida, pero en cuanto comas, la batalla te envolverá en su mayor intensidad. Hay nervios y ansiedad a la hora de comer. Una parte quiere disfrutar la comida y otra parte teme perder el mando. Leer “Comiendo en Libertad”, durante tu ayuno te prepará para la victoria. Hay creencias erróneas que destruirán tu disciplina y la ruptura saludable del ayuno, una es: me he privado mucho, ahora disfrutaré de la comida. Otra trampa es la novedad de la experiencia. Los sabores y texturas de la comida se reforzarán gracias a los pasajes nasales súper limpios. Comer será totalmente una nueva experiencia. Hay un deseo de probar cada comida sólo para saborearla; pero cuidado, una mordedura de esto y aquello lleva a una barriga llena de una mezcla indigestante.
Si has soñado con comer pizza después de un ayuno, la primera cosa que vas a comer al romper el ayuno será pizza, porque has programado a tu mente para el evento. Ten cuidado de no desear comida durante un ayuno.
Cuando rompes un ayuno y empiezas a comer, no esperes que la comida te dé energía; a menudo es totalmente lo contrario; después de ayunar, la digestión de comida puede avivar más toxinas. Las primeras comidas se mueven como una escoba que empuja los residuos a través de los 30 pies de intestino. Puedes pasar de sentirte grandioso a sentirte intoxicado después de comer una ensalada pequeña. Perder ese sentimiento estimulante y la claridad mental experimentados en el ayuno, puede ser deprimente, pero no te preocupes si esto pasa, sólo durará unas horas. Una dieta saludable alta en comida cruda, puede mantener los beneficios de ayunar.
Comer cantidades pequeñas de hortalizas y frutas crudas durante los primeros cinco o seis días permitirán que tu cuerpo despierte al sistema digestivo suavemente. Una vez que hayas comido, espera hasta que te sientas hambriento de nuevo. No comas según el reloj o porque sientes debes comer más. Al romper un ayuno, cargar excesivamente al sistema digestivo provoca sentimientos de apatía, depresión o aletargamiento. Sin embargo, si comes de más, el efecto puede remediarse ayunando hasta que regrese el hambre, y entonces continuar rompiendo el ayuno. Uno de mis trucos al romper un ayuno es pretender que todavía estoy ayunando pero comiendo fruta ocasionalmente.
Pautas Para Romper El Ayuno Durante seis días, gradualmente aumenta la cantidad de hortalizas y frutas crudas en tu dieta. Romper un ayuno y atascarse de carne, pan o comida chatarra provocará un desastre. Cargarte de esa manera cuando tu sistema digestivo está re-despertando, puede causarte cólicos, náuseas y debilidad, negándote algunos de los beneficios que habías obtenido.

Primer día: Come un pedazo de fruta en la mañana y un plato pequeño de ensalada de verdura cruda para el almuerzo; el caldo de verduras también es bueno. Bebe jugo por el resto del día.
Segundo día: Ciruelas o higos para el desayuno. Un plato pequeño de ensalada de verdura fresca para el almuerzo, sopa de verduras hecha sin sal para la cena, dos manzanas o una ensalada de fruta entre las comidas. Todo esto además de jugos y caldos.
Tercer día: Igual que el segundo día, pero agrega un puñado de nueces o pasas.
Cuarto día: Puedes volver a la dieta que hayas escogido, pero es importante que escuches a tu estómago, come comidas pequeñas, mastica bien tu comida y come según el hambre que te dé.
NOTA: Al romper un ayuno de más de diez días, una regla buena es que al período de descanso debe extenderse un día por cada 4 días de ayuno. Al romper un ayuno de agua, ten un ayuno de jugo por dos días o come frutas dulces como naranjas, mangos o peras.

Hábitos De Alimentación Saludables Después De El Ayuno

1. Come despacio y mastica bien tu comida. La saliva tiene enzimas que ayudan en la digestión; éstas pueden digerir hasta el 80% de almidón, 30% de proteína y 10% grasa.
2. NO comas de más! Escucha a tu cuerpo. Descubre la cantidad de comida que tu cuerpo necesita para vivir una vida vibrante, saludable.
3. Decide lo que quieres comer y cuánto quieres por adelantado en lugar de comer apresuradamente.
4. Haz jugos durante el período de ruptura. El jugo nutre suavemente al cuerpo. La mayoría de ayunadores continúa incluyendo el jugo en su rutina diaria por el resto de sus vidas.
5. Relájate. Intenta ser desenvuelto al comer.
6. Manténte enfocado en la comida en lugar de tener pensamientos perturbadores. Presta atención a la textura, olor y sensación al comer. Sé consciente de cómo se siente en el estómago.
7. Disfruta de tu comida al máximo. Hay personas que están pasando hambre, tu tienes un privilegio.
8. Trabaja para hacer que la comida saludable sea atractiva. Un plátano y una pera saben delicioso sin preparación, pero rebanadas en un plato elegante, espolvoreado con nueces partidas, enfriadas en el refrigerador mantendrán tu entusiasmo por comer saludablemente.
9. Discierne la diferencia entre ansiedad y hambre. Nunca alimentes tus emociones comiendo por tensión, depresión o fastidio.
10. Te sentirás satisfecho con cantidades menores de comida y flojo y cansado cuando comas en exceso. Las comidas llenas de grasa, sal y azúcares procesados te provocarán náuseas, dolores de cabeza y debilidad; un poco de fruta te va a satisfacer completamente. Debido a que el sistema digestivo tiene que trabajar menos, habrá energía ilimitada para ahorrar.
11. Ten una actividad para después de comer. Haz algo que te guste, así será más fácil salir de la mesa.
12. Edúcate sobre cómo empezar a tener un estilo de vida comiendo saludablemente. El “Libro de Recetas del Banquete de Dios” te enseñará todo lo que necesitas saber sobre comer saludablemente. Ayunar es un nuevo y maravilloso comienzo, una base para toda la vida.

No hay comentarios: